Una gran operativo de la Policía Nacional, bajo la dirección de la Agente Mara, desarticuló una red que organizaba combates ilegales de Pokémon en una finca rústica de La Medida, en el municipio de Güímar.

La operación, en la que participaron varios vehículos, un helicóptero, un dron y un Charizard nivel 100, se produjo a raíz de la denuncia de residentes de la zona, que ya venían alertando de estas prácticas ilegales. De hecho, varios vecinos alertaron hace algunas semanas a las autoridades por la presencia de una manada de Growlithe salvajes, a punto de evolucionar, bajo la tutela de un preparador de gimnasio.

Parece ser que estas “riñas” Pokémon eran la piedra angular de una sociedad criminal, cuyo fin principal son las apuestas. Según ha podido saber esta redacción, varios de los detenidos son personas llegadas desde Gran Canaria, La Palma y Pueblo Paleta, con la idea de gastarse una cantidad ingente en el juego.

Por las informaciones filtradas, se creen que algunos sospechosos son los que figuran en esta imagen.

ash-ketchum-and-pikachu-wallpaper-2