El instituto concede este título al periodista (¿?) deportivo en virtud de “su inestimable contribución al cuñadismo y a la lengua shurmana nacional”. Arturo Pérez Reverte (actual inquilino de la silla T) se ha encargado de dar la bienvenida a su nuevo colega: en sus 176 minutos de emocionante discurso, Reverte ha señalado que:

Tomás es digno representante de los mercachifles, petulantes, botarates, mugrosos, pregonaos, piojosos, zumallos, cierrabares, harto-sopas, baila-ferias, pisa-mostos, tripas de hule, cuerpo-tordos, zamarros y revienta-baúles que pueblan esta legendaria y heroica nación de la resistencia de Flandes. Con toda seguridad, Ana María Matute nos escupiría en la boca con la mejor de sus flemas si estuviera presente en este solemne nombramiento. Bienvenido Tomás… esta es tu casa: ya huelo a cerrao y a fritanga. … Estoy hablando Tomás… Tomás mírame cuando hablo… ¿me vas a obligar a bajar a enchufarte un guantazo ya el primer día?

Roncero, visiblemente emocionado durante todo el evento, ha agradecido especialmente que el puesto sea el de su letra preferida: la K de Kristiano Ronaldo. En la imagen podemos ver al periodista del diario AS en plena celebración.