El apoyo de Lemes (AIA*) a Coalición Canaria fue fundamental en la victoria de Anita Oramas

Como ya sabrán por este y otros medios, hace algunas semanas se produjo un acontecimiento único en la historia arafera: Lemes y sus secuaces del AIA se pasaron a Coalición Canaria. Aunque muchos, entre ellos los antiguos nacionalistas araferos, que se fueron quejando por las esquinas, advirtieron de que los residuos del AIA terminarían siendo una molestia para el el boyante partido nacionalista, lo cierto es que, gracias al liderazgo de Lemes, Anita Oramas no perdió el currele (ni el pisito) en Madrid.

Para las elecciones generales, Lemes y el antiguo AIA de  Arafo pidieron el apoyo de sus votantes, amigos, afiliados, simpatizantes, suministradores de ferreterías y cajas de navidad y otros expentantes, el voto para Coalición Canaria, para que, de esta manera, Anita pudiese volver las Cortes Generales. El empeño de Lemes fue tal, que en más de una ocasión habría sustituido la foto del Rey de las Españas, Felipe “el preparao”, por el de la excelsa y bien photoshopeada Ana Oramas. Se habla, incluso, de que a los pies de su mesa de despacho figuraba un balde con un rodillo y cola, todo ello donado por la ferretería. Algunas fuentes no hacen sino que confirmar que se lo tomo tan en serio que en más de una ocasión paso noche en el consistorio para no dejar pasar ni un minuto fuera del municipio y, así apoyar a CC las veinticuatro horas del día.

El gran Lemes pudo compaginar el reparto de bidones de pintura con su presencia en los principales actos de campaña de los nacionalsitas canarios. Se rumorea que en estos actos, siendo Efrain Medina el padrino, Lemes y sus compinches fueron rompiendo el hielo con sus nuevos y (esperemos) duraderos aliados políticos. En palabras de Efraín:

Así de lejos Lemes parece poca cosa, como triste y compungido. Pero es una bestia parda de la política. Lleva el “calzadillismo” en las venas. Y Coalición Canaria necesita todo el poder del calzadilismo si quiere sobrevivir.

El incremento de votos de CC en las generales fue espectacular, lo que pone de manifiesto el cariño que se le tiene a nuestro primer edil a la de hora de ser obedientes en sus peticiones. Coalición Canaria pasó de 410 votos en 2011 a 374 votos en 2015; lo que, a su vez, supuso pasar de tercera a cuarta fuerza política, superados por el PP, el PSOE y PODEMOS. Ha sido una gran labor de trabajo por pare de Lemes, el AIA y sus concejales del grupo de gobierno a la hora de facilitar esos votos que hicieron realidad el escaño de Ana Oramas. Esas fuera las primeras palabra de la diputada electa:

“Gracias Lemes, al AIA y a los araferos de bien no perdí el curro. Mil besos”.

(*AIA: Ay, ay, papar dame argo”)