El consistorio fasniero, alardeando de la mejora en sus cuentas, prepara una remodelación completa del estadio Miguel Díaz (foto del proyecto en la cabecera) con la idea de comprar un equipo profesional de fútbol, bien de la Liga BBVA o de la Liga Adelante. El objetivo es situar la sureña comarca de Tenerife en el mapa, dado el escaparate que supone el deporte rey. Se rumorea que detrás de este proyecto se encuentra el jeque que visitó el archipiélago hace unas semanas, que podría tener gran interés en fijar su centro neurálgico en la localidad de cara a sus próximos negocios.

Se están barajando muchas teorías, aunque aún no hay nada establecido, ya que hay dos opciones que parecen viables: una basada en traer un equipo con problemas económicos, lo que abarataría la operación, tales como Elche C.F. o Sporting de Gijón; y otra más cara, pensando en traer un equipo con aspiraciones europeas, que sin duda daría más caché al municipio.

Lo que sí se ha dejado claro desde la administración es que se traerá tanto al equipo profesional como a su cadena de filiales, para poner los cimientos a un proyecto de futuro. Todo lo que llegue se enlazará al actual organigrama, formando un bloque sólido, “que seguirá llevando el nombre de Brisas del Teide, santo y seña del pueblo”, tal y como nos ha comentado un emisario del club.

Aún no se habla de cifras, pero el montante económico puede ser épico.